¿En que consiste una mantención? - Portillo

¿En que consiste una mantención?

Mantención básica de un automóvil

Se trata de un procedimiento que debes llevar a cabo periódicamente, para que tu automóvil tenga un mejor rendimiento y durabilidad, funcionando en su máximo nivel de eficiencia y conservar la garantía del fabricante. La mantención de tu vehículo, siguiendo la pauta recomendada por el fabricante, tiene una serie de beneficios que debes considerar: la vida útil de tu automóvil se alargará, disminuyen las posibilidades de averías y se puede prever que se aproxima el cambio de un repuesto. Es tan importante darse el tiempo 🕗 para hacer la mantención de tu auto en forma periódica, que de esto depende, en muchos casos, ahorrarse una alta cantidad de dinero por concepto de cambio de piezas principales, o incluso evitar accidentes.

 

Una mantención preventiva hace que las piezas principales de tu vehículo funcionen perfectamente y un reemplazo oportuno de estos repuestos puede evitar daños colaterales  en el funcionamiento eléctrico o mecánico 💪🏼. Conservar la garantía de tu automóvil al día es una protección en caso de que surja una avería de consideración y se determine que su causa es un defecto de fábrica. En general, las garantías convencionales cubren tu automóvil durante los primeros 2 a 5 años de uso o hasta los 100.000 kilómetros recorridos, lo que suceda primero. Para asegurar su vigencia, debes realizar todas las mantenciones periódicas que ofrece la marca, en los servicios autorizados. Conservar la garantía de tu automóvil al día es una protección en caso de que surja una avería de consideración y se determine que su causa es un defecto de fábrica. Estas garantías te cubrirán en caso de que tu automóvil tenga desperfectos en sus piezas y funcionamiento.

 

El mantenimiento preventivo es una práctica periódica de cuidado sobre el vehículo, que se hace con anticipación al inconveniente para que cada parte del carro siga funcionando de forma adecuada 👍🏼. Su objetivo es revisar el correcto funcionamiento del auto y cambiar las piezas que han sufrido algún desgaste. Se refiere al seguimiento de las instrucciones del fabricante en las que se indica los espacios de tiempo o kilometraje en los que se deben sustituir ciertas partes del vehículo o cada cuánto deben ser revisadas. Un ejemplo de mantenimiento preventivo es aquel que se basa en evitar los fallos por desgaste.

 

Revisiones básicas

Si bien todos los vehículos son distintos y las recomendaciones de los fabricantes van variando, en términos generales existe consenso en algunas revisiones y cambios que debes hacer, dependiendo de la cantidad de kilometraje que tiene tu automóvil. Si bien la primera visita de tu vehículo al taller depende del fabricante, es recomendable que se haga a los primeros 10.000 kilómetros 0 6 meses de uso. Sin embargo, si notas algún problema puedes llevarlo antes, a 5.000 kilómetros. Debes tener presente que, en el caso de autos nuevos, la vigencia de la garantía depende además de que cumplas con las revisiones allí indicadas. 

 

Elementos básicos sobre los que siempre debes estar pendiente 👀 :

El primero de ellos se refiere al aceite, las bujías y los filtros de aire, aceite y gasolina ⛽ . Debes cambiarlos cada 10.000 o 15.000 kilómetros, y nunca más allá de los 20.000 kilómetros. Aunque a simple vista pareciera que todavía pueden durar más, no vale la pena arriesgarse, ya que inciden directamente sobre el rendimiento de combustible.

 

Un segundo grupo tiene que ver con el líquido de frenos y de la dirección, el refrigerante del motor y el agua de la batería. Deberías revisarlos también cada 5.000 kilómetros, si el nivel baja constantemente, es señal de que existe alguna fuga que debes hacer. Recuerda que cuando hagas el cambio debes hacerlo en su totalidad y no en partes.

 

Las ruedas son un elemento que deberás revisar cada 10.000 kilómetros, incluyendo el nivel de aire adecuado, su alineación y balanceo y su desgaste. Es recomendable rotarlas en cada revisión, pues el desgaste suele ser mayor en las que se colocan adelante que las que están en la parte trasera. El mismo cronograma deberías seguir con los componentes del sistema de frenos, teniendo en cuenta además que lo usual es que tengas que cambiar las pastillas cada 30.000 kilómetros.

 

Aunque es más difícil detectar futuros daños en el sistema eléctrico, no está de más hacerlo revisar cada 10.000 km, las luces externas y los indicadores del tablero

 

Portillo es el concesionario oficial de Toyota, Nissan y Peugeot en Chile. En Portillo podrás realizar la mantención recomendada sin perder la garantía oficial de la marca aquí https://www.portillo.cl/agendamiento-online/

Comparte esta publicación

Sé el primero en enterarte

Recibe en tu correo contenido exclusivo e información automotriz de Portillo.